Cirugía maxilofacial

Cuando la armonía de los huesos maxilares está tan alterada que afecta a la mordida y a la estética de la cara, el tratamiento debe ser ortodóncico-quirúrgico.)

Este tipo de tratamientos consta de tres fases:

  • Descompensación y alineación dentaria con brackets.
  • Intervención quirúrgica para reposicionar los maxilares, realizada por un cirujano maxilofacial, en quirófano y con anestesia general.
  • Por último continuamos con brackets unos meses para la consolidación de los huesos y el asentamiento de los dientes.

PASO A PASO

SABÍAS QUE…

En la planificación de la cirugía no solo se busca dejar una mordida correcta, sino que se tiene en cuenta la armonía facial, buscando la mejor estética para cada paciente.

Para valorar los resultados faciales es necesario esperar a que pasen 6 meses.