SOLUCIÓN 360º

A pesar de los avances en los tratamientos de ortodoncia, continúa siendo un reto importante la eliminación del biofilm oral (placa bacteriana) en zonas altamente retentivas como las que se forman con los aparatos de ortodoncia, que puede producir inflamación gingival, caries y halitosis.

Para evitar estos problemas, los portadores de aparatos fijos deben prestar mayor atención a su higiene bucal, sin olvidarse de la limpieza interproximal, usando cepillos dentales (manuales o eléctricos) que se adapten a la forma de los aparatos de ortodoncia.

Los métodos para el control de placa bacteriana que recomendamos a nuestros pacientes de ortodoncia portadores de brackets son los siguientes:

  • Cepillado manual o eléctrico para remover la mayor parte de la placa bacteriana.
  • Cepillos interproximales y sedas dentales indicado para eliminar la placa de los numerosos espacios retentivos existentes entre los brackets.
  • Irrigador bucal que aplica un chorro pulsátil de agua u otra solución, que ayuda a la eliminación de las bacterias depositadas en la superficie de dientes, el borde de las encías, los espacios interproximales y lugares de difícil acceso como las bolsas periodontales, puentes, coronas, ortodoncia, etc.

Durante la limpieza interproximal, el sangrado gingival puede ser indicativo de la existencia de inflamación. Éste no es signo de que hay que evitar la limpieza interproximal, sino más bien lo contrario, que la inflamación debe ser tratada.

Es importante destacar que los métodos más actuales de limpieza interproximal están limitados en su efectividad por la habilidad o el compromiso de cada persona más que por el propio método.

Según nuestra experiencia, la combinación del cepillo eléctrico o manual y el irrigador bucal es la forma más efectiva para la higiene bucal de los portadores de brackets.

Es necesario realizar una limpieza profesional antes de realizar un tratamiento de ortodoncia para evitar el descementado de brackets durante el mismo. Así mismo, también sería conveniente realizar limpiezas periódicamente, para mantener un óptimo grado de higiene bucal.